viernes, 31 de octubre de 2008

Perdiendo la fe

Muchos cruzados acabaron quedandose a vivir en Tierra Santa,
alli estaban eximidos de cualquier pecado que cometieran, gracias a la Bula Papal que lo atestiguaba, ademas las riquezas obtenidas en el pillaje al que eran sometidas las ciudades de los infieles tras las reconquistas les permitian vivir holgadamente.
Además muchos de estos hombres sabian que estas conductas tan reprabadas no serian permitidas en sus lugares de origen.


Los cruzados luchaban con los infieles durante meses, a veces años y cada vez que caia una ciudad tenian derecho a cobrar una recompensa, algunas mujeres se suicidaban antes de la caida de la ciudad por lo que cuando los soldados entraban no encontraban mas que hombres en ellas.
Pero ellos llevaban mucho tiempo sin follar y no estaban dispuestos a dejar de cobrar su recompensa y aquellos efebos de los harenes resultaron ser los compañeros ideales para sus deseos mas ansiados.


martes, 28 de octubre de 2008

Historias de la reconquista

Cuando una ciudad era recuperada los cruzados entraban en los arenes de los jeques descubriendo para ellos un mundo nuevo en el que el lujo y la perversión los cautivaba.
El lugar rezumaba sexo y eso era lo que ellos necesitaban despues de años y años en la batalla.

Al final los cruzados se llevaban a estos chicos a sus tierras para tenerlos como escuderos durante el reste de sus vidas.
Cuando volvian a casa el sexo con sus mujeres apenas les interesaba ya que preferian disfrutar de los placeres descubiertos en tierra santa.

lunes, 27 de octubre de 2008

El oscuro vicio de los infieles

Los infieles avanzaban invadiendo las tierras cristianas, mataban a los hombres y mujeres en las ciudades, mientras que los jovenes eran sometidos hasta convertirlos en esclavos para sus vicios y perversiones.
Las ciudades debian ser recuperadas para liberar aquellos esclavos que se rendian una y otra vez ante aquellos aflados sables infieles.


Los jeques eran caprichosos en sus deseos y precisaban de nuevos concubinos en sus arenes privados. El negocio de tratante de esclavos se hizo cada vez mas floreciente y cada vez mas ciudades cristianas eran invadidas buscando nuevos mozos para los harenes.
Aquello debia de acabar de una vez.


domingo, 26 de octubre de 2008

Historia de las cruzadas

Mientras recuperabamos el aliento Raymond, comenzo a hablarme de las cruzadas y de como estas se estaban convirtiendo en un lugar muy peligroso para un chico como yo.
Desde que el Papa Urbano hubiera creado la bula papal gracias a la cual todos los pecadores verian redimidos sus pecados conbatiendo en las cruzadas.
Numerosos soldados y jovenes con ganas de prosperar habian partido hacia oriente en busca de fortuna.


Estos soldados eran libres de cometer cualquier pecado ya que serian redimidos de todos ellos una vez hubieran regresado a casa, segun aparecia en dicha bula.
Para unos jovenes tan viciosos y dotados de tanto poder , aquella bula era un regalo del cielo y era absurdo no utilizarlo.
Durante los primeros años los caminos de todo el pais se convirtieron en un lugar muy peligroso para cualquier hembra, y los soldados hubieron de buscar alternativas para descargar sus tensiones durante aquellos largos viajes.
Pronto los hijos de los posaderos se revelaron como unas excelentes alternativas a las prostitutas.
Otras veces si eras habil podias seducir al hijo de cualquier campesino y pasartelo por la piedra prometiendole que lo harias tu escudero si quedabas satisfecho con sus servicios.
De esta forma Raymon se habia follado a medio pais, sin pagar un duro.


lunes, 20 de octubre de 2008

Batalla en el frente

Mi primo sabia bien como abrir un culito. Aquella enorme lanza iba a ser la mayor polla que iba a alojar en mi interior, pero el era un esperto en abrir culitos.
A pesar de mis gemidos y mis suplicas pidiendole que parara el no cejo en su empeño hasta que su enorme espada hubo entrado dentro de mi ojete hasta la empuñadura.
Poco a poco mi culo se fue dilatando y un placer especial empezo a recorrer mi cuerpo.

Mi primo me giro y poniendome a cuatro patas volvio a incrustarme su pollón hasta el fondo.
_ Vamos primito, mueve el culo, haz que me corra.
_ Tienes un culito estrecho y caliente, como a mi me gusta, no como el de mi escudero, que me lo he follado tanto que podria caberle un regimiento entero de soldados en su interior.
Mi primo estaba totalmente desbocado, mientras tanto yo le pedia más y más polla.


Me corri sin nisiquiera tocarme, a la vez que sentia los calientes trallazos de lefa dentro de mi culo.
La enorme tormenta que habia en el exterior ayudo a que nuestros aullidos de placer no se oyeran en todo el castillo.

domingo, 19 de octubre de 2008

Deseos de ser un caballero


Durante aquellos dias llego al castillo procedente de las cruzadas, mi primo Raimond.
Llevaba sin verlo muchos años y me quede impresionado cuando lo vi.
Mis padres me pedian que lo dejara descansar que venia agotado del frente y que no debia ir tras el pidiendole continuamente que me hablara de sus batallas y todas las ciudades que habia conquistado en tierra santa.
El me miraba divertido diciendome que de tanto seguirlo me iba a convertir en su nuevo escudero.


Pero de lo que no tenia ni idea era cual era la verdadera misisón de un escudero.
Una mañana lo descubrí con mis propios ojos cuando entre en el cuarto de mi primo sin llamar.
Su escudero estaba arrodillado ante el y le estaba haciendo una mamada.
Por la pasion con la que el escudero le comia el rabo a mi primo supe que no era la primera vez que lo hacia, y senti una gran envidia de aquel chico, ya que realmente mi primo estab muy bien dotado.


No se como pero mi primo me vio salir de su cuarto y urdió un plan para conseguir quedar a solas conmigo.
Para ello le presto a mi hermano a su escudero por una noche, de esta forma consiguió que el cuarto que compartia con mi hermano quedara para mi solo durante una noche.
Despues de dejar follando a mi hermano y a su escudero en el cuarto de invitados Raimond vino a mi cuarto y se desnudo ante mis ojos.
_Esta noche te enseñare cual es la misión de un verdadero escudero, primito, y no quiero protestas de tu parte, ya que un caballero primero ha de ser escudero y aprender a servir a los demas.
Me dijo Raimond mientras se subia a mi cama totalmente empalmado.


Estaba deseando ir a las cruzadas, queria saber como debia comportarse un fiel escudero con una caballero cruzado.
Y además teniamos toda la noche para que Raimond me enseñara a usar su larga espada.
¿ Qué mas podia desear?

martes, 14 de octubre de 2008

Confesando mis pecados


El padre Julian fue muy paciente conmigo, mis pecados eran muchos y necesite varias sesiones en la iglesia para recibir el perdon.
Pero con un cura tan bien dotado como el padre Julian, yo me concentraba en recibir el perdon, pero a la vez deaba que el cura me mostrara lo duro que era el infierno y lo largo que podia ser para un pecador su estancia en el.
Cada tarde le confesaba:
Padre Julian, acabo de pecar con mis siervos
... y el sobandose el bulto por enciama de la sotana. Me decia:
_ Hijo mio, acercate al púlpito vamos a rezar por tus pecados.


El Padre Julian era un fenomenal sacristan, sabia como hacerme sentir culpable.
Cada centimetro de su polla se introducia en mi interior y yo gemia pidiendole perdon, una vez tras otra. Los feligreses debian de pensar que era un cura muy duro y estricto.
Solo yo sabia lo duro que era aquel parroco cuando se trataba de castigar el pecado de la carne.

lunes, 13 de octubre de 2008

No cometeras actos impuros

Mis tardes de rezo y oración se prolongaban durante horas y horas.
Aclamaba el nombre de todos los santos con cada embestida.
¡Ay, por favor, San Cristulo,
...como me la mete por el culo!
¡Ay, por favor, Santa Sofia,
... que me la meta todo el dia!
¡Ay, por favor, Santa Bicoca,
... ojala se corra este cabrón en mi boca!
No me quedaba otro consuelo en la triste vida que me esperaba en entregarme a los placeres de la carne. El cuarto hijo de un noble a poco podia aspirar, solo me quedaba ingresar en la iglesia o servir a mi hermano mayor durante toda la vida.
Pero en aquellos dias mientras tomaba mi desición decidi aprovecharme al máximo de esa incertidumbre, con los siervos de mi padre, mi futuro no pintaba mal, ...

Pero con la iglesia tambien me esperaban estupendos placeres, ...
Sobre todo cuando el padre Julian me descubrio con mis largas y duras sesiones de rezo en los establos. El padre decidio confesarme de todos sus pecados y mientras lo hacia notaba como un bulto debajo de su sotana se hacia cada vez mas grande.
El me animaba a seguir relatandole mis esperiencias, hasta que no pdo resisitirlo mas y decidio mostrarme lo duro que era el castigo de dios para un pecador como yo.

viernes, 10 de octubre de 2008

Un rabo como el de un caballo


Merodeando por los establos una tarde, oi unos gemidos de placer escapando desde dentro. Para mi no esxistia ninguna duda, alguien estaba siendo follado en su interior.
Me asome sigilosamente y me quede helado ante la escena que se mostraba ante mis ojos. Jean estaba cabalgando sobre la dura polla de su padre mientras a la vez era penetrado por un tipo con un enorme pollon. Como supe mas tarde se trataba de Roland el encargado de los establos y por los gemidos de Jean, en los que les pedia que le dieran mas fuerte supe que aquello no era una violación y que realmente estaba disfrutando con aquella caliente follada.
Mientras observaba pise unas pajas y el sonido alerto a Roland que giro la cabeza mientras me miraba con deseo. Durante toda la tarde a pesar de menearmela en repetidas ocasiones no me podia quitar de la cabeza aquella viciosa mirada y el deseo de tener aquel enorme pollón entrando dentro de mi.

La ocasión se presento una tarde en la que estaba a solas con Jean, esperando que Hector viniera para unirse a nosotros, le conte como me habia impresionado al ver como se metia dos pollas de semejante calibre sin notar ningun dolor, y el me comento que con practica y mucho lubricante, nuestro culo era capaz de tragarse cualquier cosa, hasta el tremendo pollón de Roland.
¿Te gustaria probarlo?
Me pregunto el con una mirada perversa...


Cuando me meti en aquel estrecho cagadero, supe que haberme dejado convercer habia sido una completa locura, tenia que salir de alli antes de que alguien me viera, pero antes de hacerlo alguien entro en el cagadero y se bajo los pantalones.
La tentación de observar por aquel pequeño agujero sin ser visto pudo mas que el miedo a ser descubiero y pronto vi como una polla se acercaba al agujero con unas nuevas intenciones.
Cuando vi aquel rabo que apenas salia hasta la mitad de toda su longitud, duro como una roca. No tuve ninguna duda. Debia comerme aquel esquisito manjar fuera de quien fuera, aqunque yo ya tenia alguna idea de quien podia ser su dueño.


Engulli aquella polla con deseo y me trague ahasta el ultimo gotazo de semen que salio por aquel fino agujero.


_No creeras que hemos acabado.
Me dijo Roland cuando sali sigilosamente de mi escondite.
_ Todavia nos queda lo mejor.
Sorprendentemente su polla estaba dura de nuevo, y sus intenciones las adivine en cuanto me giro y tiro con violencia de mi pantalon bajandomelo hasta las rodillas.
No por favor, me dolera, le dije yo entre sollozos.
_ No te preocupes, ya veras como acaba gustandote.
Y valla si me gusto!
Estaba totalmente empalado saltando sobre aquel duro mastil, pero sin embargo le pedia que me diera mas y mas fuerte.
Sin poderlo evitar mas se corrio salvajemente dentro de mi culo mientras me besaba.
Desde aquella tarde empecé a compaginar mis estudios con las clases de monta y doma que me daba mi nuevo profesor en los establos.



miércoles, 8 de octubre de 2008

Cometiendo actos impuros

Una vez destapado el tarro de las esencias, no me podia resistir a la tentación.
Necesitaba sentir diariamente aquellas pollas dentro de mi y el sentimiento de culpa despues de haberlo hecho me atenazaba durante el resto de el dia.Mientras tanto ellos disfrutaban de la situación mucho mas que yo, ya que de tener sexo esporadico con algun incauto a poder follarse al hijo del dueño casi delante de sus narices los excitaba al máximo.



lunes, 6 de octubre de 2008

Sentimientos encontrados


Me dolia todavia el culo despues de la follada de Jean, pero Hector no estaba dispuesto a dejarme salir de aquel establo sin haberse follado mi ojete por primera vez. Yo deseaba que lo hiciera mucho mas que el y me entregue por completo a aquel macho, ...Hector era un experto, y logro conseguir lo que se proponia, en unos minutos estaba mas caliente que el y deseoso de notar su enorme rabo debo de mi culo.
Sus gordos dedos me estaban penetrando con fuerza.

Cunado me la empezó a claver el dolo se hizo insoportable, pero alli estaba Jean para apagar mis gemidos con su polla que lista de nuevo para la accion me entrego una gran corrida que devoré con gusto mientras mi culo recibia la corrida de Hector.


Desde aquella tarde empece a mirar a los siervos de mi padre de otro modo. Por un lado deseaba ser follado por ellos y los perseguia con la intencion de que me la clavaran en medio de la siembra, en un establo, o donde se les antojara, pero por otro lado un enorme sentimiento de culpa me asolaba. Aquello debia de ser pecado mortal y yo moriria en los infiernos por culpa de mis instintos, ...

domingo, 5 de octubre de 2008

Traicionado por sus siervos

Despues de ver como Hector se follaba a su hijo ante mis ojos.
Me comporte como un bocazas contándoselo todo a Jean un amigo mio que era cinco años mayor que yo. Sus ojos se le iluminaron mientras me decia que el sabia donde estaria Hector durante la siesta, que si queria podiamos espiarlo de nuevo.
Cuando llegamos alli Hector, el enorme semental se estaba follando al hijo del molinero en el pajar.

Ante esa caliente escena apenas pude resistirme a mis propios instintos y segui a Jean como un conejito hasta la trampa que me esperaba.
Mientras jugaba con el en lo alto del pajar Hector aparecio y escondiendose detras de unas balas de paja empezo a espiarnos con malicia.

La polla de Jean logro hacer su cometido que no era otro que preparar mi culito antes de ser follado por otra mucho mas grande.

Cuando Jean se corrio llenandome el culo con su caliente lefa.
Hector estaba justo a mis espaldas con su enorme pollon listo para la accion.
No recuerdo si me asuste o me alegre, solo se que aquella tarde el tiempo de la siesta para mis dos siervos se prolongo mas de la cuenta.